Aportaciones de socios a la sociedad

aportaciones de socios a la sociedad

Si usted y sus socios han creado o comprado una sociedad limitada con capital reducido y han acordado aportar más fondos según se requiera con el propósito de evitar la financiación bancaría, puede que desee saber cómo evitar que uno de los partícipes se niegue en el futuro a cumplir el compromiso.

La situación es más habitual de lo que se cree. Desde que los bancos conceden más créditos para las empresas, también han generado condiciones más gravosas, es decir, más comisiones, obligatoriedad de contratar otros productos o garantías personales. Ante dicho panorama, con la intención de evitar el acceso a las ofertas bancarias, una buena opción es firmar un pacto de socios con un compromiso de aportaciones.

Tome en cuenta lo siguiente:

Es conveniente que tanto los socios como la propia sociedad (a través del administrador) firmen el pacto.

Recuerde indicar el importe máximo de las aportaciones y de qué forma se materializarán, bien sea a fondo perdido, como capital o préstamo. Determine también el plazo de la devolución y el tiempo de interés, etc.

¿Qué pasa en caso de incumplimiento?

Si uno de los socios no cumple con el pacto sobre las aportaciones, el resto de los firmantes (incluida la sociedad) podrán reclamar ante tribunales la obligatoriedad del cumplimiento, incluyendo una indemnización por daños y perjuicios. Dicha indemnización también podrá quedar fijada en el pacto de socios.

No obstante, recuerde que pese a la indemnización y trámite judicial, el incumplidor seguirá siendo socio y eso podría suponer mayores inconvenientes. Para evitarlo, puede dar un paso adicional: establecer en los estatutos que la aportación obligatoria de fondos es considerada una prestación accesoria a cargo de los socios.

¿Cómo ayuda la prestación accesoria?

En las sociedades mercantiles, los socios sólo están obligados a realizar la aportación de su parte del capital. No obstante, los estatutos pueden establecer otras prestaciones como por ejemplo la obligación de trabajar en la empresa, de ceder a la misma el uso de una marca o de un activo.

En ese sentido, la prestación accesoria también puede obligar a los socios a realizar aportaciones en metálico a la sociedad. Por tanto, puede pactarse que durante los próximos 5 años cada participación tendrá la obligación de aportar un importe máximo para suplir los requerimientos de tesorería o nuevas inversiones de la sociedad, en el momento que la junta de socios lo determine.

¿Y en caso de incumplimiento?

Si uno de los socios incumple el pacto adquirido y no realiza la aportación correspondiente, la empresa podrá reclamar. Además, se le podrá excluir de la sociedad por el incumplimiento de la prestación accesoria.

Recuerde que, para introducir la prestación accesoria, tendrá que modificar los estatutos de la sociedad por unanimidad. No olvide establecer el contenido concreto de la prestación, si es gratuita o retribuida, indicando la suma máxima que se aportará por parte de cada socio, en qué plazo, si es a fondo perdido o no, etc. De igual modo, además de la exigencia de la aportación, también se podrá exigir una penalización adicional en caso de incumplimiento.

¿Tiene alguna duda adicional? ¿Tiene previsto entrar en sociedad y desea que las aportaciones queden definidas a través de la prestación accesoria? Deje su comentario o contáctenos a través del formulario de contacto de nuestra web aquí.