Conflicto de intereses: Actividades similares, análogas o complementarias

Interrogantes

Al momento de constituir un sociedad con un socio para realizar una actividad o negocio relacionado a un sector es particular, es muy probable que usted desee mantener la libertad de realizar, en un futuro, la misma acción por cuenta propia o con otros involucrados. ¿Qué debe hacer?, a continuación ofreceremos algunos consejos para tal fin.

Aunque el negocio que inicia sea atractivo, puede que no tenga la mejor relación con su socio y se plantea que, más adelante, pueda realizar la misma actividad de forma independiente. En ese caso, lo mejor será prever la situación en el momento y tomar las acciones necesarias al momento de constituir la SL. En ese sentido, debe tener en cuenta que si decide no hacer, puede que luego sea demasiado tarde.

En primer lugar, debe tomar en cuenta su figura dentro de la sociedad. ¿Será sólo socio o Administrador? Si usted se plantea la posibilidad de ser sólo socio en la nueva SL y no ser el administrador, puede despreocuparse de cara a una futura decisión. En ese escenario, contará con absoluta libertad para constituir una nueva sociedad para dedicarse a la misma actividad, sin la necesidad de recibir una autorización por parte de su socio.

Ahora bien, tal derecho no lo eximiría de responsabilidades sobre actos que puedan considerarse de “competencia desleal”, en el caso de derivar clientes de una empresa a otra. En este caso, el socio de la Sociedad inicial, podrá emprender acciones en su contra.

Ahora bien, si además de socio usted decide ser el administrador de la sociedad, la situación podría complicarse. Debe recordar que todo administrador de una sociedad, no podrá dedicarse a una actividad similar en otra empresa, ni a una análoga o complementaria. Por tanto, la única forma de lograrlo será a través de una autorización expresa de los socios. En tal sentido, lo mejor que podrá hacer es nno esperar por una autorización. Si lo hace, puede que en momento hayan aparecido diferencias con su socio y sea imposible el visto bueno.

Aunque usted sea el socio mayoritario, pueden surgir diferencias que, al existir un conflicto de intereses, no le permitirán votar en la junta que debería darle la autorización. Por tanto, en definitiva será su socio quien debe autorizarle.

Lo mejor que puede hacer para prever cualquier situación de conflicto, es  solicitar una autorización previa, es decir, al momento de constituir la sociedad. Para tal fin, lo ideal será preparar un acta de junta universal en la que se conceda la autorización. En ese caso, lo mejor será solicitar a su socio la firma del documento, justo después de entregar la escritura de constitución de la nueva sociedad ante notario.

Tome en cuenta que en función de obtener la autorización, usted tendrá que ofrecer condiciones similares a su socio. Por tanto, no descarte la posibilidad de conceder la misma autorización para realizar actividades similares en una SL distinta; tanto en el caso de ser sólo socio como si fuese el administrador. Adicionalmente, recuerde que para el efecto de dicha posibilidad, cuenta con instrumento adicional, representado en el “pacto de socios”.

Ahora bien, puede que en el marco de la actividad de la sociedad, usted decida ser uno de los trabajadores de la empresa. En ese caso, también podrá tomar cautela.

Considere que un trabajador no podrá en ningún caso, hacer competencia desleal a su empresa, pues en tal caso, podría ser despedido sin indemnización. Por tanto, tome en cuenta la posibilidad de incluir en el contrato de trabajo que celebre con la sociedad, la autorización para realizar actividades similares, análogas o complementarias por su cuenta, o desde otra sociedad.

Si es de su interés, puede consultar los servicios de despachos especializados en la constitución y venta de sociedades limitadas, quienes podrán ofrecerle mayores detalles sobre las posibilidades que tiene a disposición, en el marco de la creación de una nueva empresa.

Elena García.

@SBMSociedades