El sueldo de los socios y la declaración de la renta

declaración de la renta

Si usted desarrolla su actividad laboral a través de una sociedad, seguramente es ésta la que emite facturas y obtiene ingresos. Por tanto, es plenamente justo y legal que usted deba retirarse un sueldo. Pero, ¿cuál es la cantidad adecuada? A continuación lo explicamos.

Aunque usted sea el propietario de una sociedad limitada, es muy probable que realice dentro de ella funciones gerenciales. Puede que, entre otras cosas, desarrolle visitas a clientes, negociaciones con bancos, proveedores y contratando personal. Por ese motivo, es normal que en el marco de su labor, decida retirar una cantidad económica por concepto de salario. En tal sentido, debe tener en cuenta una serie de aspectos en función de hacerlo de manera adecuada y evitar pagos desproporcionados de impuestos.

En lo que respecta a la nómina, las cantidades que usted desee retirar como salario de la sociedad, corresponden a un gasto deducible. En ese orden de ideas, tome en consideración que el beneficio final será menor y reflejará una reducción sobre el Impuesto de Sociedades a declarar. Como agregado, tendrá que incluir el salario en la presentación del IRPF, con el respectivo coste fiscal.

Ante esa situación, el reto será establecer una comparación entre el ahorro que representa la deducción en el Impuesto de Sociedades para la empresa, frente al coste fiscal que supone en la declaración de su IRPF. Notará que con un sueldo bajo, se puede alcanzar un ahorro importante en materia de impuestos.

Por todo lo anterior, la mejor alternativa para la reducción de costes fiscales globales, tanto para la SL como para usted, será establecer un salario bajo, aún más en los primeros meses de actividad de la empresa. Aunque Hacienda vigila con detalle las operaciones entre la sociedad y sus socios para prevenir perjuicios, será totalmente razonable la decisión por dos motivos puntuales:

  • El inicio de la actividad representa una etapa de ingresos ajustados y por tanto, el salario retirado por los socios puede ser bajo. No sería lógico que en los primeros meses, su salario sea superior a los beneficios de la empresa.
  • Conforme transcurra el tiempo, usted podrá retirar un salario más alto. Por tanto, debe saber que algunas administraciones públicas consideran aceptable que un socio que además trabaja en la organización, se retire un salario anual de 36 mil euros. Eso sí, siempre que la empresa se encuentre consolidada.

Finalmente, recuerde que si en el futuro su empresa resulta muy rentable y otras empresas del mismo sector pagan salarios superiores, lo mejor será ajustar el suyo a los niveles del mercado y así evitar problemas con Hacienda.

Recuerde que si requiere mayores detalles sobre la declaración de la renta y la gestión de su sociedad, puede consultar los servicios de empresas especializadas en la constitución y venta de sociedades, quienes de seguro podrán ofrecerle mayores detalles.

Elena García

@SBMSociedades