Documentos de identidad vigentes son indispensables para actos notariales

Firma de Documento

A propósito de la publicación del Real Decreto 304/2014 del 5 de mayo, se exponen nuevos parámetros incluidos en la modificación de la norma y que afectan en buena medida las actividades desarrollada por los notarios. No obstante, por ahora y pese a la entrada en vigor inmediata de la norma, sólo desarrollaremos algunos aspectos de suma relevancia para notarios y usuarios.

Documentos fehacientes en la identificación formal

A partir de la entrada en vigor de la modificación, será preciso comprobar a través de documentos vigentes y fehacientes a representados y representantes en un acto notarial. En el caso de que el otorgante actúe representado a través de un poder concedido por un notario español, se entenderá que la obtención y conservación  de los datos que identifican a la persona representada corresponden al notario que autorizó el poder que se emplea.

Por otra parte, cuando el otorgante actúa como trustee de un trust anglosajón, el notario tendrá que solicitar la copia del documento constitutivo del trust (trust deed). En ese caso, también habrá que solicitar copia del documento de identidad de las personas beneficiarias y, en los casos que corresponda, de los titulares reales.

Finalmente, la norma establece la necesidad de que los documentos empleados en la identificación formal frente al notario, deben estar en completo vigor al momento de realizar el acto.

Otras consideraciones

Acceso de la Agencia Tributaria a la información obtenida en el ámbito de la prevención del blanqueo.

Sobre este aspecto, la norma establece que la AEAT tendrá la competencia de acceder a la información que se obtenga por parte del notario en el cumplimiento de la obligación de diligencia debida. También en el marco de la “Trascendencia tributaria” en términos de la LGT. En este apartado, se ve especialmente afectada la información sobre titularidad real.

Actos excluidos por orden ministerial

En algunos casos, y dependiendo de la relevancia del acto frente a la prevención del blanqueo, podrán ser excluidos de la norma aquellos con baja importancia. Tal acción solo será posible a través de la previa determinación por la Orden Ministerial.

Más allá de los tres puntos señalados, el Real Decreto 304/2014 establece otras modificaciones de trascendental importancia para las funciones del notario y que deben ser del conocimiento de aquellos interesados en celebrar actos notariales. Para ello, los invitamos a acceder al siguiente enlace y conocer aún más sobre la norma.

https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2014-4742

 

Elena García

@SBMSociedades

Si os ha gustado este post no olvidéis dejar vuestros comentarios y compartirlo a través de las redes sociales! Muchas gracias!!