Empresa | Los 10 errores básicos de partida del emprendedor

 

tux-506814-m

 

Ya sabemos que por lo general, el emprendimiento siempre resulta una tarea complicada. La realidad económica (específicamente en lo fiscal) representa un reto que en ocasiones se nos hace inalcanzable. No obstante, son muchos los entusiastas que deciden sobreponerse a ese tema y avanzar en la difícil tarea de iniciar una empresa.

A continuación presentamos una serie de errores comunes que quisiéramos compartir con vosotros y así, al menos en una primera etapa, evitar caer en ellos:

1. Emprender por necesidad o por oportunidad.

Normalmente los segundos suelen tener mayor porcentaje de éxito que los primeros, ya que suelen elegir el momento de emprender mientras que los primeros no.

2. No hacer un plan de negocio.

Este es probablemente el error más común; es imprescindible la elaboración previa de un buen plan de empresa. Seguramente debido a la idea de que elaborar un plan de negocio es una tarea compleja.

 3Poca capacidad de gestión.

Es  más importante  saber desarrollar y gestionar la idea, que la idea en sí misma. Partiendo de una muy buena y original idea, lo importante es la capacidad de gestionar, organizar y desarrollar esa idea correctamente.

4. Falta de conocimiento del mercado.

No es necesario una gran inversión y gasto de dinero  en  un estudio de mercado profesional, para conocer mínimamente el mercado y su segmentación, incluso se puede hacer “en casa” con herramientas muy sencillas, como un callejero, un buen buscador como  “google” y en caso de necesitar un local  “patearnos” la calle buscando la ubicación ideal.

5. Planificación financiera.

No solo de los gastos e inversión iniciales para la apertura, sino pensando también en las necesidades de liquidez para un periodo no inferior a 1 año, hasta que el negocio arranque y sea autosuficiente.

6. Planificación de la tesorería.

Vigilar y calcular muy atentamente el posible desfase entre los pagos a proveedores y los cobros a clientes, para evitar la falta de liquidez; para eso están las pólizas de crédito, aunque hay que controlar muy bien los costes financieros de las mismas.

7. ¿Y el dinero a largo?

No se pueden hacer números sólo para iniciar la actividad, pensando en que el día de apertura habrá una avalancha de clientes y ventas. cuando lo adecuado es calcular que necesidades de tesorería tendré como mínimo para aguantar el primer año y medio hasta que el negocio arranque.

8. No determinar  correctamente  los precios.

Hay que tener en cuenta antes los costes de producción, tanto los fijos como los variables, para determinar el margen medio neto.

9. Intentar hacerlo todo uno mismo

Probablemente debido a la falta de experiencia, otro error que se suele cometer al momento de iniciar un negocio es  intentar hacer absolutamente todas las tares uno mismo, sin delegar y segmentar algunas funciones en gente preparada y capacitada.

10. Rodearse de personas no capacitadas.

En el lado opuesto tenemos el caso de rodearse de personas que no están realmente capacitadas para ser socios de uno o para desempeñarse en el cargo que se les pretende asignar.

No se toma en cuenta que si uno no se rodea de personas que estén realmente capacitadas, que sepan incluso más que uno en el área en la que se van a desempeñar, y que se complementen con uno o con los demás miembros del equipo, al final lo más probable es que el negocio no llegue a prosperar.

Si te embarcas en un negocio, no es para dejarlo en el camino, es para ver sus frutos y para hacer que el trabaje para ti y no tu para él, sigue estos consejos, es un buen inicio para tenerlo en cuenta.