Empresas | Diferencias entre Leasing y Renting

Lupa sobre documento contable

Leasing y renting son términos que para muchos resultan desconocidos y que provocan múltiples inquietudes sobre sus conceptos, sus diferencias y ventajas. A continuación presentamos una amplia diferenciación entre ambos modelos en función de despejar las dudas sobre tales opciones.

Finalidad

Leasing

Es una figura especial en la que la opción de adquisición es un aspecto fundamental y suele aplicarse por lo general, cuando se transfiere la propiedad del bien al arrendatario. De esa forma, la figura funciona para financiar la compra de determinados activos, con lo que se evita un elemento de movilidad en función de los requisitos operativos pues no es su función principal.

Renting

Si el objetivo no es la adquisición de la propiedad de un bien, por medio de una sociedad de “renting” se puede realizar la modificación del mismo en el momento que se decida.

Contabilidad

Leasing

El procedimiento enfocado en la contabilidad de una operación de arrendamiento financiero afecta cuentas de pasivo por el monto total de la deuda y también en el activo, cuentas de inmovilizado inmaterial, de gastos diferidos, de IVA y de amortización. El balance conjunto se ve modificado por ratios como los de endeudamiento.

Renting

En esta opción, no se refleja ni el activo ni el pasivo del balance. De tal forma, no afecta a los ratios de endeudamiento ni se ve incrementado el inmovilizado. Siempre se asume como un gasto.

Arrendamiento

Leasing

Las cuotas correspondientes al arrendamiento financiero tendrán que reflejarse en los contratos, procurando diferenciar el segmento correspondiente a la recuperación del coste del bien por la entidad que arrienda, excluyendo el valor de la opción a compra y la carga financiera que exige la misma. Todo esto sin perjuicio de la aplicación del gravamen indirecto que aplique.

Renting

En este caso no existe un cuadro de amortización de pagos diferenciando la parte de interés y la parte de amortización del principal.

Accesorios

Leasing

El contrato bajo la figura de leasing no lleva aparejada la prestación de servicio alguno además de la cesión del uso del bien mueble o inmueble.

Renting

El contrato de renting acarrea consigo varias prestaciones por parte de la empresa arrendadora tales como el mantenimiento y la puesta en marcha entre otros. Todo ello con la facilidad de imputación de gastos.

Duración

Leasing

Para los contratos de leasing la duración mínima exigida es de dos años, si se trata de bienes muebles. En caso de bienes inmuebles, el lapso mínimo tendrá que ser de diez años y conferirá mayor rigidez. En cualquier caso, las estipulaciones estarán basadas en las libertades acoradadas por las partes. Es una operación orientada al mediano y largo plazo.

Renting

En este caso la duración se caracteriza por su movilidad y flexibilidad adaptadas a las necesidades del arrendatario y a la marcha de la organización. Para la figura del renting no existen períodos mínimos de duración y está enfocado al corto plazo. Se adapta a los requisitos de presupuesto de gastos de la compañía.

El arrendador

Leasing

El arrendador ha de estar obligatoriamente bajo la figura de una sociedad de leasing cuyo objeto social, será exclusivo para la realización de operaciones de arrendamiento financiero.

Renting

El renting supone la existencia de una empresa arrendadora, de un stock de bienes de equipo y de un servicio competente para reparar, conservar, comprar y revender el material objeto del contrato.

Finalización del contrato

Leasing

En este caso, existen tres posibilidades para el término del acuerdo, toda vez que transcurra el tiempo pactado:

– Devolución del bien resolviendo el contrato.

– Prorroga o renovación del contrato.

– Ejercicio de la opción de compra.

Renting

Las modalidades para la finalización del contrato luego de cumplido el tiempo acordado son:

– Devolución de los bienes.

– Prorrogar la duración del contrato, según las condiciones de la prórroga establecidas por la sociedad del renting.

Tratamiento fiscal

Leasing

Impuesto de sociedades: El importe de la cantidad deducible relativo a la recuperación del coste del bien no podrá ser superior al resultado de aplicar el coste del bien, el duplo del coeficiente de amortización lineal según tablas, siendo posible deducir el exceso en los períodos impositivos sucesivos, respetando el mismo límite.

IVA: Será deducible en su totalidad al efectuar su declaración por el impuesto, salvo que desarrolle una actividad exenta o que se trate de algunos de los supuestos de cuotas no deducibles.

Renting

Impuesto de Sociedades: La renta satisfecha será gasto deducible. Coincidirán plenamente el gasto contable y el gasto deducible fiscalmente, con lo que la vida útil del bien y su vida fiscal se igualan.

IVA: En el régimen ordinario,, el IVA por é soportado al pagar la renta será deducible en su totalidad al efectuar su declaración por el impuesto, con las mismas condiciones que en el leasing.

SBM Sociedades