Hacienda tendrá que pagar intereses por demora

lápiz, calculadora, bolígrafo y libreta

Días atrás escribíamos sobre la obligación que tendrá Hacienda, por decisión del TS, de comunicar y tramitar la devolución de las declaraciones duplicadas de los contribuyentes. En esta ocasión, nos referiremos a una nueva decisión que insta a la Administración a pagar los intereses resultantes sobre los intereses de demora en la devolución de las cantidades referidas a la declaración tributaria.

Se trata de una sentencia dictada el pasado 30 de junio por la Audiencia Nacional, derivada de un conflicto jurídico propiciado por una empresa que demandó a Hacienda, tras no recibir la totalidad de los intereses resultantes de la devolución. Se trata de la denuncia de una entidad financiera, que al no recibir una respuesta positiva por parte de la Agencia Tributaria, recurrió a las instancias jurídicas pertinentes.

Los argumentos de Hacienda, como es natural, no se hicieron esperar. Ante la denuncia formulada por el banco involucrado, señaló que la reclamación realizada por la entidad financiera no tenía carácter obligatorio y que, por el contrario, ya se había cumplido con el reconocimiento y liquidación de los intereses de demora, de acuerdo a la lo establecido en la legislación vigente (Ley General Tributaria). No obstante, pese a los alegatos presentados por Hacienda, la Audiencia Nacional presentó un falló que otorgaba la razón a la empresa financiera reclamante y de ese modo, sentó precedente sobre la obligatoriedad que tendrá la Administración para reconocer a los contribuyentes, los referidos intereses.

Cómo era de esperar, la Agencia Tributaria decidió recurrir la sentencia y señalar que la AN tomó una decisión excesiva y fuera del ámbito del incidente de ejecución. De tal forma, dejó entender que el tema sobre el pago de “intereses sobre intereses” debía figurar como un procedimiento autónomo, en su carácter económico-administrativo.

Pero, ¿qué dijo el Tribunal Supremo?

La respuesta del TS fue distante a lo que podía esperar Hacienda. En su resolución, el órgano judicial manifiesta que existen algunas previsiones legislativas a nivel tributario de los que carece la resolución impugnada. En tal sentido, hacen mención específica sobre que “no se trata de determinar intereses sobre intereses”, sino sobre el límite máximo de tiempo para determinar el cómputo del plazo de intereses que debían acompañar la devolución.

De tal forma, el TS señala conceptos del la LGT, mediante los cuales se establece que los intereses de demora serán devengados a partir de la fecha en que se realiza el ingreso incorrecto, en un plazo que culmina una vez pagada la devolución. Así, afirma que la decisión de la Audiencia Nacional quedó absolutamente apegada a los parámetros que establece la norma, sin que exista infracción alguna frente a los preceptos incluidos en el recurso presentado por la Agencia Tributaria.

En consecuencia, las expectativas que estableció Hacienda sobre las posibilidades de encontrar una solución favorable al conflicto, quedaron mermadas por un doble pronunciamiento contario. Sin  embargo, para futuras oportunidades tendremos que esperar el criterio establecido por los organismos competentes al respecto, pues existen casos previos en los que los fallos emitidos por tribunales, resultan favorables a la Agencia Tributaria.

Amanecerá y veremos…

Recuerde que si requiere mayor asesoría, puede consultar los servicios de despachos especializados en la gestión laboral, fiscal y contable.

Elena García

@SBMSociedades

 

Si os ha gustado el post, no olvidéis dejar vuestros comentarios y compartirlo a través de las redes sociales. Muchas gracias.