La expansión del negocio de los microcréditos en España

Microcreditosdinero

En muchos países de Europa se han ido extendiendo paulatinamente a lo largo de los últimos seis o siete años los conocidos como microcréditos, que han creado una nueva forma de financiación completamente diferente de las que ofrecían las entidades bancarias comunes hasta ese momento.


En España este tipo de financiación es un fenómeno mucho más reciente, se han empezado a ofrecer estos microcréditos desde hace aproximadamente tres años. Desde entonces, cada vez se puede ver más publicidad ofreciendo sus servicios, tanto en televisión, como radio o por supuesto en internet.

Parece bastante evidente que la popularización de este tipo de préstamos se ha intensificado con la llegada de los tiempos más duros de la crisis, cuando la gente necesita dinero y los bancos no ofrecen financiación alguna o con unas condiciones difíciles de cumplir.

El sistema de financiación a través de microcréditos consiste en préstamos de importes pequeños, normalmente inferiores a 1.000 euros que tienen un corto plazo de tiempo para su devolución, habitualmente no superior a un mes. Los intereses de este tipo de créditos pueden alcanzar hasta un 1.000% de interés, por eso mismo hay que ser muy cauteloso a la hora de escoger la entidad crediticia que mejor nos convenga en función de nuestras  necesidades, es decir, la cantidad que necesitamos pedir prestada y el tiempo en el que creemos que podríamos devolverlo. Como es lógico cuanta menos cantidad necesitemos y antes lo podamos devolver, esa financiación nos será más económica.

Hay que tener en cuenta que debido a que los intereses de los microcréditos son bastante más elevados que los que aplicaría una entidad bancaria común, debería optarse por ellos con precaución, y evitar devolver un préstamo con otro préstamo, ya que probablemente sea difícil salir de esa dinámica y el tiempo siempre corre en nuestra contra. En el caso de que se diera esta situación, deberemos saber de la existencia de una figura, conocida como “mediadores” que facilitará la posibilidad de que las entidades acreedoras unifiquen nuestra deuda en una sola cuota para tener alguna facilidad más de pago, aunque por supuesto, estas empresas también suponen un coste importante por lo que siempre sería conveniente acudir a ellas como último recurso.

A continuación pasamos a hacer una breve reseña de alguna de las más importantes entidades que se dedican a prestar este tipo de financiación express. Muchas probablemente os resulten conocidas de haber escuchado su publicidad en algún medio de comunicación, normalmente con eslóganes atrayentes que garantizan la disponibilidad del dinero en cuestión de horas, que no harán preguntas sobre la necesidad o destino del dinero y en algunos casos incluso nos ofrecen el primer microcrédito express de forma gratuita, es decir sin pagar ningún interés por el préstamo, desde luego que es difícil resistirse a probarlo…

La primera que trataremos es “Kredito24”, lleva más de tres años operando en España y es una de las empresas líderes en este sector. Ofrece un máximo de 500 euros de crédito a nuevos clientes en cuestión de horas, este límite aumenta una vez que se ha devuelto el dinero prestado, su política es la confianza mutua entre la entidad y sus clientes. Garantizan un precio justo y sin trampas, nada de letra pequeña en los préstamos que al final hagan pagar al solicitante más intereses de los pactados en principio.

La siguiente, se trata de “Vivus”, en este caso nos ofrecen hasta un máximo de 800 euros, pero un nuevo cliente no podrá solicitar un microcrédito superior a 300 euros, que al igual que la compañía anterior irá aumentando hasta el máximo según se vaya procediendo a la devolución de los préstamos previos. Ofrecen la increíble posibilidad de tener el dinero transferido en quince minutos!  Por ello presumen de ser uno de los créditos más rápidos del mercado. Y en el caso de que no se pudiese devolver el importe adeudado en los treinta días establecidos, permiten la prórroga con una renegociación previa de intereses.

Para terminar, creemos que merece la pena destacar la entidad “Qué bueno!”, en este caso el máximo microcrédito que se puede solicitar no superará los 900 euros, y si es el primero que se solicita nos restringen a 300 euros la solicitud. La evaluación del préstamo se realiza al instante mediante su algoritmo, que en caso de ser positivo igual que la entidad anterior se comprometen en días laborables a hacer la transferencia en menos de una hora. El interés que ofrecen ronda el 2425% en relación a la tasa media anual, por supuesto hay que tener en cuenta que está pensado para una devolución de como máximo 30 días.

Como hemos visto, la oferta en microcréditos es más o menos similar en estas entidades comentadas así como en otras de las muchas existentes. Aún así siempre debemos informarnos de las diferentes alternativas que hay en España y leer con atención todas las condiciones de los contratos y los plazos establecidos de devolución. Este sistema puede ser una gran solución de financiación de modo puntual siempre y cuando comprendamos los riesgos.