Todo lo que debe saber sobre el IRPF para el 2015

persona utilizando una calculadora

Atención!!; Todo lo que debe saber sobre el IRPF del 2015!.

Ya con la mirada puesta en los primeros días del año nuevo, vale la pena detenerse en el conjunto de medidas que entrarán en vigor a partir del 1ero de enero de 2015, en el marco de la reforma tributaria. Al día de hoy, según las cifras promovidas desde el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se estima una reducción de la carga fiscal para unos 20 millones de contribuyentes.

Las medidas anunciadas por el gobierno dan cuenta de la simplificación y posible modernización de las figuras fiscales vigentes; todo ello con la intención de impulsar la competitividad entre las empresas y el crecimiento económico. Al mismo tiempo, sostienen que las acciones emprendidas pretenden fortalecer la lucha contra el fraude. En tal sentido, las cifras oficiales reflejan un aporte de 9 mil millones de euros para los contribuyentes, con el propósito de impulsar un aumento adicional del PIB en 0,55%.

De tal forma, ante las modificaciones previstas en la reforma, será prudente que los contribuyentes tengan en consideración todas las posibilidades que ofrece la nueva normativa para la disminución del dinero a tributar en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. De esa forma, la toma de decisiones de cara a la entrada en vigor de la reforma podrá ser más acertada. Para tal fin, ofrecemos el siguiente compendio de elementos que figuran entre los más destacables de la modificación.

Mínimos

Uno de los principales elementos afectados por la reforma, en lo que respecta al IRPF, lo corresponden los llamados mínimos. En tal sentido, se ven comprometidos los mínimos descendientes, ascendientes, por discapacidad y ascendientes y descendientes.

En el caso de los mínimos descendientes, se establece un aumento en los mínimos que se podrán aplicar por descendiente, con principal énfasis en los dos primeros. En cuanto al tercero, cuarto y posteriores, el incremento es menor, por la aplicación de la nueva deducción con efecto de impuesto negativo al contribuyente con rendimiento de trabajos o actividades, por familia numerosa. Además, en casos en los que el descendiente sea menor de 3 años, la cantidad aumentará en 2 mil 800 euros por año. De igual forma se mantendrá la convivencia como requisito para aplicar el mínimo, asimilándola como dependencia económica, salvo en los casos en los que figuren anualidades por alimentos destinados a dichos hijos.

Sobre los ascendientes, las cantidades de los mínimos aplicables se elevan. En el caso de ser mayor de 65 años o ser persona con discapacidad, sin importar su edad, el monto mínimo será 1 mil 150 euros anuales. En el caso de ascendientes mayores de 75 años, el mínimo aplicable corresponderá a 1 mil 400 euros adicionales, para un total de 2 mil 550 euros anuales.

Por último, en lo que respecta al apartado de los mínimos, se establece el incremento de las cuantías de los mínimos por discapacidad. Tanto del contribuyente, por ascendientes y descendientes.

Exenciones

Las exenciones son otro aspecto a tomar en consideración. La modificación fiscal contempla novedades en dicha materia, sobre despidos, becas, planes de pensiones, discapacidad, dividendos y créditos incobrables.

En lo que respecta a los despidos, se establece una exención de carácter general a todos aquellos registrados después del 1ero de agosto de 2014. En este aspecto queda establecido un límite de 180 mil euros, añadiendo la posibilidad de tributar montos superiores como renta irregular, incluyendo los casos de cobro fraccionado. En este caso, es de suma relevancia tomar en consideración que la entrada en vigencia de la medida se toma en cuenta a partir del 29 de noviembre de 2014. No obstante, en los casos correspondientes a expedientes de regulación de empleo, toda vez que obedezcan a causas económicas, organizativas, de producción, técnicas o de fuerza mayor, de acuerdo a la legislación laboral, el límite tendrá valor para aquellos procedimientos realizados antes del 1ero de agosto de 2014.

La exención correspondiente a las becas otorgadas para estudios reglados, así como para la investigación. No obstante, se incorpora la novedad de exención a becas otorgadas por fundaciones bancarias y cajas de ahorro, en el marco del desarrollo de acciones sociales, tanto para estudios reglados como de investigación.

En cuanto a los planes de pensiones, una de las novedades más notables corresponde a la exención de los rendimientos positivos del capital mobiliario, generado a través de los Planes de Ahorro a Largo Plazo. Con esto, se abre la puerta a una nueva herramienta de ahorro concebida en la propia reforma del IRPF, toda vez que el contribuyente no realice ninguna disposición del capital durante un lapso de cinco años, a contar desde la fecha de apertura.

Una de las mejoras interesantes que incluye la reforma, lo corresponde el dirigido a los rendimientos del trabajo derivados de aportaciones o sistemas específicos de previsión social de personas con discapacidad. Hasta el día de hoy, tales aspectos contaban con una exención limitada en un importe conjunto correspondiente al triple del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM); ahora, los límites exentos se tomarán en cuenta por separado frente a la triplicación del IPREM por cada uno de los rendimientos.

Sobre los dividendos y/o participaciones obtenidas por participación en fondos propios de cualquier tipo de entidad, la exención por un límite de 1 mil 500 euros vigente hasta la fecha queda suprimida. Así, la tributación en IRPF se realizará en este segmento desde el primer céntimo de euro percibido.

De igual forma, las pérdidas patrimoniales correspondientes a créditos incobrables, se podrán imputar en el período impositivo, siempre que adquiera eficacia la quita establecida en un acuerdo de refinanciación, homologable a nivel judicial, o un acuerdo de pago extrajudicial. Del mismo modo será aplicable en los casos correspondientes a concursos por parte del deudor, siempre que adquiera vigor el acuerdo de quita del crédito adeudado o termine el procedimiento concursal sin que se salde la deuda. También será imputable al término de un año desde el inicio de un procedimiento judicial cuyo objeto sea la ejecución del crédito. En ese caso tendrá que considerar que si el cobro se realiza luego del período señalado, se tendrá que declarar como parte de la ganancia patrimonial.

Atribuciones

En lo que concierne a las atribuciones, vale la pena mencionar lo referido a las Sociedades Civiles. Sobre ellas cabe destacar que a partir del 1ero de enero de 2016, pasarán a estar sujetas al Impuesto de Sociedades, por tanto, dejan de regirse de acuerdo a los establecido en la normativa del IRPF. No obstante, entre las novedades que establece la reforma fiscal, se encuentra la posibilidad que tendrán los socios, personas físicas, de las sociedades civiles, de seguir aplicando deducciones en la cuota íntegra correspondiente a las actividades económicas, siempre que no figuren pendientes en la aplicación al 1ero de enero de 2016, con los márgenes establecidos en la Ley de IRPF. En adición, se regula un régimen especial para la disolución y liquidación de las sociedades civiles que, producto de la reforma, pasen a ser sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades y que no deseen hacerlo.

De igual forma, sobre el rendimiento del capital mobiliario y las ganancias de capital, se registra una sustitución legislativa. En ese caso, en el marco de la determinación de la titularidad de los bienes patrimoniales de los que se derivan los rendimientos de capital, el contenido del artículo 7 de la Ley 19/1991 de 6 de junio sustituye a la referencia del mismo.

En la materia que rige a la creación de nuevas empresas, se mantiene la deducción por la inversión destinada a una empresa nueva o de reciente creación, así como la incompatibilidad con la deducción derogada por cuentas ahorro-empresa. Es decir, no formará parte de la base sujeta a la deducción, el importe correspondiente a las acciones o participaciones que se adquieran a partir del saldo de cuentas ahorro-empresa, siempre que dicho salgo sea obtenido a través de la deducción.

Deducciones

En primer lugar, queda sin efecto la deducción por la tenencia de la cuenta ahorro-empresa. Además, en lo que se refiere a al beneficio empresarial, la reforma fiscal del IRPF introduce como novedad, además de los incentivos y estímulos a la inversión empresarial, la posibilidad para personas físicas que cumplan los requisitos para ser catalogados como empresas de reducida dimensión en su actividad, podrán optar por la aplicación de una nueva deducción por la inversión del beneficio empresarial en la adquisición de determinados bienes, calificados como inmovilizado material o de inversiones inmobiliarias, relacionadas a la actividad económica desarrollada.

Otra deducción suprimida en la reforma, corresponde a la derivada del alquiler de vivienda habitual, manteniéndola de forma transitoria para algunos arrendatarios. Para tal fin, se exigirá al contribuyente que hasta la fecha tuviese derecho a la deducción en relación con los montos satisfechos por ese concepto, un lapso impositivo devengado en período previo al 1ero de enero de 2015. Además, deberá mantener en vigor el contrato de alquiler, cumpliendo los requisitos de rentas máximas.

Para las sociedades que operan efectiva y materialmente en Ceuta y Melilla, se redefinen las reglas de acuerdo con el Impuesto de Sociedades.

En el caso de los rendimientos productos del trabajo y las actividades económicas, la reforma sobre la normativa del IRPF introduce otra novedad. En su caso específico se suprime la deducción correspondiente a aquellos contribuyentes que perciban rendimientos por actividades económicas o trabajo. También, en lo que corresponde a las compensaciones sobre rendimientos de capital mobiliario, queda derogado el régimen de compensación fiscal derivado de contratos de seguros de vida, invalidez o depósitos, adquiridos en períodos anteriores al 20 de enero de 2016.

Por otra parte, llama la atención la introducción en el texto de una nueva deducción de 20% sobre las cuotas correspondientes a la afiliación o aportaciones realizadas a partidos políticos, federaciones, coaliciones o agrupaciones de electores. La base mínima establecida para la deducción será de 600 euros anuales, sustituyendo a la anterior reducción en la base imponible.

En una próxima entrega, seguiremos aportando claves de cara al entendimiento absoluto y necesario de la reforma fiscal, con principal atención sobre el IRPF.

Recuerde que de necesitar mayor información en el ámbito empresarial, puede consultar los servicios de despachos especializados en ofrecer asesoría fiscal para la venta de sociedades limitadas o anónimas en España. De seguro podrán ofrecerle todos los detalles que requiere.

Elena García

@SBMSociedades

Si os ha gustado el post, no olvidéis compartirlo a través de las redes sociales y dejar vuestros comentarios. Muchas gracias.