Obligaciones de una sociedad inactiva

sociedad inactiva

Si tiene una Sociedad Limitada que piensa dejar inactiva mientras define si la liquidará completamente, recuerde que debe seguir presentando sus declaraciones fiscales. Esto le evitará posibles problemas con Hacienda.

Aunque una SL quede inactiva por decisión de sus socios, es necesario seguir presentando las declaraciones fiscales. De no ser así, quedará expuesta a posibles sanciones por parte de la Agencia Tributaria. Y si la empresa no tiene bienes, será el administrador el que responda por las infracciones.  Por tanto, a continuación explicamos cómo evitarlo:

Comunicar la inactividad a Hacienda

Tome en cuenta la necesidad de comunicar a la Agencia Tributaria la situación de la sociedad inactiva. Podrá hacerlo a través del modelo 036, en el que se tendrá que indicar la fecha desde la que se ha producido la inactividad. Recuerde que el plazo para presentar el modelo es de un mes.

Ahora bien, si la sociedad está obligada a pagar el Impuesto de Actividades Especiales, también tendrá que dar a conocer el cese a través de la presentación del modelo 840. Lo mismo ocurrirá con la Seguridad Social si cotiza como administrador de la SL en el RETA, con el propósito de no verse obligado a pagar la cuota de autónomos.

Realice las declaraciones

Luego de realizar los trámites anteriores, tendrá que seguir cumpliendo ciertas formalidades ante Hacienda y el Registro Mercantil.

Durante el año del cese deberá presentar las declaraciones del trimestre en el que se produjo la inactividad. De igual forma, tendrá que presentar las declaraciones y resúmenes anuales, es decir: el Impuesto sobre Sociedades, IVA, modelo 247, así como depositar las cuentas en el RMC.

Además, pese a que el estatus sea de sociedad inactiva, cada año tendrá que presentar el Impuesto sobre Sociedades, realizar el depósito de las cuentas anuales ante el Registro Mercantil y la legalización de los libros de contabilidad y de actas.

Presentación de pagos fraccionados

También tendrá que seguir presentando los pagos fraccionados del Impuesto de Sociedades posteriores a la inactividad y que sean a ingreso:

  • Si la sociedad toma como referencia para los pagos la cuota del último Impuesto de Sociedades presentados, estará obligado a presentarlos hasta abril de 2018 (calculado en función de la cuota pagada en 2016).

No obstante, en ese caso puede presentar un modelo 036 durante el mes de febrero de 2017, en el que opta por calcular los pagos en función de la base imponible acumulada durante cada período.

¿Qué pasa si olvida realizar una declaración?

Si comunicó la inactividad de la sociedad pero olvidó presentar algunas declaraciones, puede plantearse hacerlo lo antes posible. Es decir, antes de que Hacienda lo requiera. Aunque la cuota sea cero, podrá reducir el importe de la sanción a la que estaría sujeto.

Recuerde que si Hacienda realiza el requerimiento, podrá ser objeto de una sanción de 200 €. No obstante, si se adelanta a ese hecho, la sanción será la mitad (100 €).

Finalmente, no olvide que este caso aplica tanto por la paralización de la actividad de la empresa, así como tras la constitución o compra de una sociedad creada para su posterior venta.