¿Por qué es importante inscribir la unipersonalidad?

inscribir la unipersonalidad

Si usted es socio o espera comprar una sociedad mercantil en breve, no responderá por las deudas de la sociedad. No obstante, a veces los descuidos pueden salir caros y alterar la norma general. Por ejemplo, cuando se olvida inscribir la unipersonal de la sociedad en el Registro Mercantil.

La realidad es que siendo socio de una SL o SA, no responderá frente a las deudas de la empresa, salvo si la avala personalmente o si siendo administrador, no actúa de forma diligente en el ejercicio de dicho cargo. Lo mismo ocurrirá si es socio único de la sociedad pero no lo inscribe ante el Registro Mercantil.

Cuando un socio adquiere el 100% de las participaciones de una empresa, dispone de un período de 6 meses para inscribir dicha situación en el Registro Mercantil. De no hacerlo, el socio único tendrá que responder de forma solidaria e ilimitada frente a las deudas de la sociedad contraídas durante ese período de unipersonalidad. Por tal motivo, el acreedor tendrá la posibilidad de reclamar a la sociedad, al socio o a ambos.

¿Cómo hacer el trámite?

Para inscribir la unipersonalidad, será necesario otorgar una escritura ante notario en la que el administrador de la sociedad certifique que existe la circunstancia. En ese caso, se tendrá que especificar además la identidad del socio único.

Si desea ahorrar costes, también podrá incluir la declaración de unipersonalidad en la propia escritura de transmisión de participaciones en la que se refleja la adquisición del 100% por parte del socio único.

Deudas

Dicho lo anterior, es importante comprobar si alguna sociedad de la que se es socio único no ha sido declarada como unipersonal. De lo contrario, el socio se verá en una situación compleja a la hora de responder frente a deudas, además del precedente registrado en el que acreedores se han aprovechado del descuido para reclamar un pago.

Tenga en cuenta que no será válido oponerse al pago argumentando que la unipersonalidad se mencionaba en las facturas o en el nombre de la sociedad. Si no hay inscripción, no habrá forma de evadir la responsabilidad.

¿Qué plazos tiene?

Si la sociedad tiene deudas correspondientes a los tres meses previos a ser unipersonal y la circunstancia se inscribe ante el Registro Mercantil al cabo de un año, el socio único tendrá que responder sobre esa deuda pero dejará de hacerlo para las siguientes. No obstante, si la unipersonalidad queda inscrita en el plazo de seis meses, el socio no tendrá que responder por ninguna.

Otras obligaciones del socio único

Recuerde que al ser una sociedad unipersonal, dicha situación deberá constar en su documentación. Por ello, añada siempre en la denominación de facturas, notas de pedido, etc, la mención “Sociedad Unipersonal” o las siglas “SLU”.

En cuanto a las decisiones que deba tomar y que antes se definían en junta, todas tendrán que ser transcritas en un acta que tendrá que ser firmada. De igual modo, no olvide formalizar por escrito todos los contratos que tenga a bien celebrar con la propia sociedad, reflejarlos en un libro-registro y mencionarlos en la memoria de las cuentas anuales.