Redirecciones 301: Una herramienta para el posicionamiento web.

redireccion 301

En estos tiempos de SEO y de autogestión web, es normal que administrador de una página decida modificar algunas direcciones para convertirlas en URLs amigables o “SEO-friendly”, todo ello para adaptar su web a los gustos de los buscadores. Sin embargo, al realizar tales modificaciones, es posible que tanto los usuarios como los propios buscadores pierdan el rastro de las páginas. Ahora bien, ¿Cómo evitar esa pérdida?, es ahí donde entran las redirecciones 301; el mejor aliado para nuestras estrategias de posicionamiento web.

Veamos como funciona:

Puede que en tu web tengas una página con un número importante de visitas, e incluso es posible que los usuarios entren constantemente a consultar información. Al realizar una auditoría SEO, puedes identificar que la URL perteneciente a esa dirección no sea amigable para buscadores y por tanto, te veas en la obligación de modificarla.

Debes saber que al hacer la modificación, los usuarios que accedían a la página no la encuentren y reciban un mensaje de error 404, correspondiente a la inexistencia de la dirección. En esos casos, tus usuarios tendrán dos opciones: seguir buscando la página por el extenso universo web, o simplemente abandonar el intento y olvidar tu web por completo.

Pero no sólo eso, lo mismo ocurre con las spiders de los buscadores. Si regresan a la dirección para rastrear la página y la URL fue modificada, también encontrarán el mensaje de error 404 y en consecuencia, la interpretarán como desaparecida. ¿No resultaría irónico? Adaptar tu URL a buscadores y que no la encuentren… Vale! Además, toda esa situación y el mensaje de error 404, podría afectar el Page Rank que acumulaba hasta la fecha la página a la que se le modificó la URL.

Por lo antes mencionado, evalúa la posibilidad de integrar la estrategia de redirección 301 a tus acciones de posicionamiento.

Pero, ¿Qué es una redirección 301?

Se trata de un método muy útil para preservar tu posicionamiento web y el ranking en buscadores. El código “301” es el equivalente a un mensaje que indica “movido permanentemente” y da cuenta de la modificación de una dirección, desviando automáticamente el tráfico desde la antigua URL, a la nueva.

¿Cuándo debes usarla?

Pues bien, la redirección 301 es una excelente alternativa en los siguientes casos:

1-. Cuando requieras indicar que una página ha cambiado de dirección o URL.

2.- Cuando desees transferir el Page Rank de una página antigua a la nueva dirección.

3.- Cuando exista contenido duplicado en dos páginas, puedes indicar cual prefieres que tenga prioridad en buscadores.

Y finalmente, ¿Cómo puedes hacer una redirección 301?

Muy fácil. La redirección 301 se configura desde el archivo .hlaccess de tu servidor web. Ahora, si tu servidor no posee el archivo, puedes crearlo con un editor de notas como notepad o textpad.

Luego, procederás a escribir la redirección como se explica a continuación:

Redirect 301 /pagina-antigua.html http://www.misitioweb.es/pagina-nueva.html

Finalmente, debes guardar el archivo .hlaccess en tu servidor y teclear la antigua dirección en el navegador web. De esa forma podrás comprobar la redirección automática desde la antigua URL a la nueva.

 

Jaume Garberi Mascaró

 Si os ha gustado el post, no olvidéis compartirlo a través de las redes sociales y dejar vuestros comentarios! Gracias!